Motores Eléctricos Trifásicos

Actualmente, el motor trifásico es el centro de todas las industrias grandes. No son recomendados para utilizarlos en los hogares ni en pequeños electrodomésticos por el tipo de energía que utilizan.

 

El motor trifásico se especializa en grandes herramientas como bombas, máquinas, montacargas, entre otros. Para la construcción y aplicación de un motor trifásico es necesario tener un grado de experiencia necesario para su funcionamiento adecuado.

¿Qué es un motor trifásico?

Un motor trifásico es conocido como una herramienta, la cual es capaz de convertir la energía eléctrica en mecánica.

 Es un motor mucho más pequeño y liviano que el monofásico y gracias a su fabricación su coste es mucho menor. Estos motores son creados con la máxima potencia desde una fracción de caballo de fuerza hasta varios miles de los mismos.

Ventajas del motor trifásico

Son muchas las ventajas que un motor trifásico ofrece actualmente a cualquier industria; estos beneficios son:

  •  Su tamaño y peso son mucho más livianos que el de un motor monofásico y su potencia es bastante elevada.
  • Es versátil ya que se puede construir en cualquier tamaño y forma.
  • Tiene un par de giro elevado y según sea el tipo de motor es prácticamente constante. 
  • Gran rendimiento. 
  • No posee bobina de arranque, condensadores, interruptores centrífugos; por lo cual necesita menos mantenimiento.
  • Se puede cambiar su sentido de rotación. 
  • Permite utilizar distintos tipos de conexiones para reducir la corriente inicial.

Campo de aplicación del motor trifásico

Su campo de trabajo se reduce a las grandes industrias, todo lo contrario del motor monofásico que se puede utilizar casi en cualquier aparato electrónico. En este sentido, el motor trifásico se utiliza en montacargas, para accionar máquinas, bombas, ventiladores industriales, extractores, elevadores, grúas eléctricas, entre otros de las grandes industrias. 

 

Por el tipo de energía que los caracteriza, no se recomienda el uso de motores trifásicos en hogares o residencias ya que podrían provocar graves accidentes.

 

Características

Los motores trifásicos están divididos en tres partes fundamentales que son:

  • El estator: está construido a base de hierro y silicio, generalmente lo introducen a la carcasa a presión dentro de ella. 
  • El rotor: es la parte móvil, está formado por un eje, enchapado y unas barras de cobre, normalmente este tipo de rotor se conoce como jaula de ardilla.
  • Los escudos: son elaborados normalmente en hierro, aquí descansa el rotor y de él y su correcto ajuste depende que el rotor gire libremente o que tenga fricciones. 

 Existen actualmente dos tipos de motores trifásicos, como son los sincrónicos que poseen una velocidad del giro dependiente solamente de la frecuencia de su corriente de alimentación; por otra parte, están los motores asincrónicos que implican máquinas de impulsión eléctrica.

 

Principio de funcionamiento

La corriente debe atravesar las tres fases del motor; por otra parte, en la pieza conocida como estator, se crea un campo magnético que propicia e induce corriente en las barras del rotor. Esta corriente origina un flujo que a su vez le dará movimiento al rotor de forma continua, debido a las variaciones de la corriente trifásica. 

 Es importante conocer que la velocidad del campo giratorio nunca puede igualarse a la del rotor, ya que a cada momento se reciben impulsos del campo, retrasándose el rotor al cesar el empuje. Luego de ello vendrá un nuevo empuje. La acción referida recibe el nombre de movimiento asincrónico. 

 

Conclusión

 Para poder trabajar con motores trifásicos es importante que se tenga un nivel de estudios y experiencias elevados, ya que el grado de complejidad de los mismos es alto. Resultan muy eficaces en el ámbito industrial.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0