Motores eléctricos en la industria

El mundo tal como lo conocemos no sería el mismo sin él. Todo el desarrollo y el progreso que hemos vivido durante décadas, sencillamente no sería posible. Es el motor eléctrico.

Esta maquinaria está presente en cada detalle de nuestras vidas cotidianas, a veces sin darnos cuenta. El motor eléctrico se utiliza en una enorme cantidad de aparatos modernos.

Para la industria el motor eléctrico ha sido y será fundamental porque transforman la energía eléctrica en una producción específica y apreciable.

 

Actualmente, cuando lograr la eficiencia energética es una reconocida prioridad, la utilización de este tipo de motores constituye una excelente vía para el desarrollo equilibrado y sostenible del sector industrial.

Transformación es la clave.

El motor eléctrico es un aparato que puede tomar la energía eléctrica y transformarla en energía mecánica, para de este modo provocar el funcionamiento de un artefacto. 

 

¿Cómo ocurre esto? Pues se debe al trabajo de los campos magnéticos que se forman debido a unos pequeños cilindros con hilo metálico conductor aislado llamados bobinas.

 

Para todo

Existe una variedad de modelos, tipologías y tamaños. Todo dependerá de la aplicación que queramos darle a estas máquinas.

 

  • Los motores de corriente alterna son bastante utilizados, sobre todo los trifásicos
  • Los motores de corriente continua se caracterizan por su velocidad y exactitud
  • Los motores universales reúnen características de los dos anteriores y se usan habitualmente en electrodomésticos

En coches

En los coches, los motores eléctricos se valen de un intervalo de velocidades de rotación mucho mayor que los tradicionales motores de combustión, y por ello alcanzan más de 12.000 rpm sin consumir demasiada energía. 

Cuando un coche tiene un motor eléctrico, acelera más rápido que un vehículo de combustión. 

 

Pero si hablamos de ventajas para el ámbito industrial, hay muchas más para describir.

 

Ventajas del motor eléctrico

 

  • Los costes de instalación de nuevos sistemas de generación se ven considerablemente disminuidos.
  • Se logra una importante reducción en la emisión de gases invernadero.
  • Su tamaño y peso disminuye en la medida en que es más potente.
  • Puede construirse de cualquier tamaño y forma, mientras que el voltaje lo permita.
  • Posee un elevado rendimiento que se encuentra alrededor del 75 %, que puede incrementarse a medida que aumenta la potencia de la máquina.
  • Un motor eléctrico está autoventilado, por lo que no requiere refrigeración ni ventilación exterior.
  • No necesita de transmisión o marchas.

Vital para la industria

Toda actividad económica que necesite procesar o manufacturar materia prima, debe considerar la eficiencia energética en sus procesos.

No hacerlo es un grave error, debido a las actuales y futuras restricciones de energía a nivel mundial. Por ello, las industrias deben buscar ser más eficientes con el uso del motor eléctrico, que han tenido un importante desarrollo tecnológico en los últimos tiempos.

En la actualidad, el motor eléctrico ha sufrido diversas transformaciones y ofrece interesantes configuraciones que ofrecen soluciones particulares a cada tipo de industria.

 

La tendencia actual es la búsqueda de un motor más eficiente que reduzca gastos para las empresas. Se trata entonces de alcanzar un motor eléctrico que pueda, cada vez de mejor manera, transformar un gran cúmulo de energía eléctrica en poderosa energía mecánica. Ese es el camino que siguen las industrias del futuro.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0