Motores eléctricos en hormigoneras

La hormigonera, la máquina por excelencia del mundo de la construcción ya sea a nivel profesional o bien doméstico. Su funcionamiento es sencillo, una cuba la cual mediante un motor hace girarla a pequeña velocidad, y realiza el amasado de la mezcla de agua, cemento y áridos.

 

Dentro de la amplia gama de hormigoneras que podemos encontrar dependiendo el uso doméstico o profesional, no solo diferencias en cuanto a capacidad, sino a diferentes formas de ser accionada, siendo las más usuales con motor eléctrico, aunque también son corrientes las accionadas por motor de gasolina, diesel o incluso agrícolas que son accionadas como un apero más del tractor.

 

¿Pero qué ocurre cuando una hormigonera eléctrica se para y no funciona?

 

Cuando una hormigonera eléctrica no funciona, debemos comprobar las siguientes cosas:

  • Comprobar que la instalación está correcta y tiene corriente.
  • Comprobar que el cableado se encuentra en buenas condiciones.
  • Si es de motor trifásico, quizá el motor perdiese una fase, o esté comunicado. Lo podemos comprobar con un multímetro.
  • Si el motor es monofásico, una avería muy corriente es el condensador de arranque, pudiéndose comprobar sencillamente retirando la tapa protectora del ventilador, el cual con mucho cuidado ayudaremos a girar con un destornillador (con mucho cuidado de no cortarnos en el caso de que arranque) estando el motor enchufado y si comienza a girar se trata del condensador, el cual basta con sustituir para solucionar la avería.
  • Por último comprobar dispositivos de seguridad que suelen llevar en las protecciones y carcasas, los cuales si no funcionan o bien están mal asentados no permitirán que por seguridad el motor arranque.

Y si todo esto no funciona, no tendremos más remedio que sustituir el motor por otro nuevo, no obstante no te preocupes, en Distrimotor lo solucionarás a bajo coste. Solo tienes que verificar la potencia del motor que tienes, visitar nuestra sección de motores de hormigonera y realizar tu pedido.

 

¿Cómo instalar el motor en la hormigonera?

 

La instalación es muy sencilla, dado que nuestros motores de hormigonera vienen equipados con polea, cableado, enchufe e interruptor de seguridad. Para ello:

  • Desenchufa por completo la hormigonera.
  • Retira o abre las protecciones que cubren el motor.
  • Desconecta el cableado.
  • Desenrosca los cuatro tornillos que fijan el motor a la hormigonera, utilizando una llave plana.
  • Retira la correa de la polea.
  • Fija el motor nuevo a la hormigonera.
  • Coloca la correa de transmisión.
  • Realiza la conexión eléctrica.

Escribir comentario

Comentarios: 0