Motores asíncronos

El motor asíncrono se usa principalmente en la maquinaria industrial y forma parte de la variedad de motores catalogados como trifásicos, los cuales pueden ser de dos tipos: síncronos y asíncronos.

 

La diferencia entre ambos, es que en el síncrono, la velocidad electromagnética es idéntica al rotor. En cambio, en el asíncrono el rotor y el motor tienen velocidades independientes.

 

¿Qué son los motores asíncronos?

 

Los motores asíncronos, como su nombre los señala, tienen una velocidad distinta al motor que recibe la energía eléctrica.

Para entender qué es un motor asíncrono, hay que tener en cuenta que este motor cuenta con una pieza llamada estator, el cual es una chapa magnética que cuenta con bobinas.

 

¿Cómo funcionan los motores asíncronos?

 

 

La respuesta a cómo funciona un motor eléctrico, implica entender la inducción mutua de Faraday. Sucede que la corriente alterna, hace girar al rotor por medio de un campo electromagnético. 

 

Sin embargo, se presenta una diferencia de velocidad entre las del rotor y su campo estatórico. Por eso, hay una velocidad distinta a la del rotor, la cual termina siendo la velocidad final del automóvil.

 

Ventajas de los motores asíncronos

 

Una de las mejores bondades de los motores asíncronos, es la menor vibración que producen en relación a otros motores. Igualmente, es más eficiente y fácil de controlar.

Por otra parte, al girar menos, este tipo de motor tiene menos desgaste y mayor vida útil.

 

Tipos de motores asíncronos

Existe varios tipos de motor eléctrico asíncrono, pero los más comunes son los siguientes:

  • De jaula de ardilla: donde el rotor se conforma por una serie de conductores eléctricos, dispuestos en forma paralela y con aspecto de jaula cilíndrica.
  • Bobinado: es este caso, los conductores eléctricos están bobinados. Por este motivo, es más complicado de elaborarlos.

Si bien el motor bobinado es más complicado (y costoso), tiene más ventajas a la hora de usarlo. 

Escribir comentario

Comentarios: 0